Disfraces para Perros

Disfraces de Halloween para perros

Halloween o la Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre aunque ha sido adoptada en multitud de paises, que generalmente tienen sus propias festividades aunque el tema que tienen en común es el tránsito de los espiritus de los fallecidos al mundo de los vivientes o el dia de los difuntos.

Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de todos los santos que fue cambiada de dia en el calendario para evitar la fecha considerada como de culto pagano. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un transfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.

La palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. La fuerza expansiva de la cultura de Estados Unidos ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales, esto es debido a la diversión de celebrar Halloween pero también por influencias del cine.

El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como Jack-o’-lantern, una leyenda que cuenta que un ser que fue desterrado del cielo y del infierno va vagando moribundo por el mundo de los vivos y maldiciendo a quienes no hagan trato con el. Las actividades típicas de Halloween son el famoso dulce o truco y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de relatos de miedo y el visionado películas de terror.

Generalmente, son los más pequeños de la casa los que más se divierten, disfrazandose y partiendo en grupos de amigos de puerta en puerta para pedir caramelos, dulces y golosinas. Aunque esto no tiene porque ser solamente para humanos, cada vez está más de moda tener disfraces para mascotas, los perros también pueden vestirse de forma divertida y ser otros pequeños monstruitos. A los animales quizá les da un poco igual, perciben cambios y extraños comportamientos por estas fechas pero no por ello comprenden las costumbres aunque para los humanos que disfruten de su compañia resulta gracioso vestirles.

En Amazon hay un gran catálogo de disfraces para perros, aunque quizá se pueden consultar también tiendas con artículos de broma o tiendas chic para mascotas que tengan este tipo de accesorios, otra opción es tener telas y otros tejidos para confeccionarlo nosotros si sabemos. El disfraz de perro salchicha o perrito caliente es un poco cruel pero parece que tiene éxito en internet.


Otro parecido es el de este perro, parece ser que la foto es de un desfile en un evento canino:


El disfraz de perro mofeta es muy barato y quizá sirva para confundir y gastar una broma a alguien que al ver el pelaje piense en uno de esos animalitos que desprenden olores insoportables cuando se sienten amenazados.


Incluyendo otros disfraces para perros como el del perro tiburón se pueden tener descuentos adicionales o también al elegir el disfraz de perro Dogzilla.



Para terrorífico este disfraz perruno de esqueleto que cubre buena parte del cuerpo del perrito, que ya puede estar gordito que aparentará ser un esqueleto andante sin descanso.


O tomando imagenes de eventos caninos, son muy graciosos estos perritos disfrazados de fantasmas, preparados para acudir con sus calabazas y recolectar snacks de premio para perros, nada de dulces de humanos:


También terrorífico es el disfraz de este perro al que le han colocado en la cabeza un engañoso y cruento cuchillo.


Un clásico es el disfraz de cerdito, un buen camuflaje aunque nuestra mascota deberá ir protegida no sea que algún individuo lo rapte.


El aspecto temible de algún perro puede suavizarse con un disfraz de abeja, como el que lleva puesto el perro de la siguiente imagen:


O al revés, un perro tímido puede convertirse en un temido pirata con este disfraz de lobo de mar.


Incluso nuestro compañero canino de cuatro patas podria pasarse al lado oscuro en la noche de brujas con un disfraz de demonio, no es un cerbero pero casi:


El que si va disfrazado de cerbero en un desfile es este perrito cuyo disfraz hace que parezca que tiene tres cabezas:


Y este otro can lleva un disfraz de diablillo:


Posiblemente, algún fan de Star Wars, de los personajes de La Guerra de las Galaxias, quiera disfrazar a su amigo perruno de Yoda, el maestro yedi.


Otros disfraces para perros que nos parecen divertidos aunque quizá sirvan mejor para otra celebración que no sea Halloween, son:



La novia llegando a la boda y la pareja de perritos.


La chihuahua ancianita.

Esperamos que os hayan gustado y que lo paseis muy bien compartiendo la diversión de disfrazarse con nuestros compañeros caninos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada